Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

jueves, 27 de octubre de 2016

Ofrenda

Extraído de mi libro "Desaparecidos"


Mientras tanto
yo sigo aquí
resistiendo
y negándome a morir.
Gente – Rude Boys


Una de las fechas que más me causa dolor recordar, es la de todos los santos. Yo como otros niños quería salir a pedir pan, disfrazarme de chamuco, de calaca o de vampiro; andar por la calle con mis amigos gritando que la calavera tiene hambre que quiere un pedazo de pan. Sin embargo nunca se me permitió salir, el trabajo era primero. Yo y mis hermanos teníamos que ayudarle a papá, entre más manos más dinero y entre más dinero más comida lo extraño es que yo siempre tenía hambre, y cómo no, si no la pasábamos ayudándole todo el día a construir muchas casas bien bonitas, de tabiquito, con su piso bien bonito, ventanas y losa. Una vez se me ocurrió decirle a mi papá que cuando
tendríamos una casa así de bonita, pu’s él hace unas bien chidas. “No mano ¿pa’ qué quieres?, una chinga que me llevé, me pasé todo el día lloré y lloré.” Nomás me alegraba, que ya merito salía a pedir pan.
Mi mamá siempre me decía, “el próximo año mi’jo, el próximo año ya vas a salir, ora pues a trabajar, ya descansaras cuando te mueras.” En casa no había ofrenda, alguna vez le pregunte a mi papá el por qué, sólo respondió que todavía no teníamos ningún difunto en la familia, que pa’ qué, ya cuando haiga difunto, pu’s ya veremos.
En estos días yo solo pasaba como un espectador, viendo a los niños corriendo, cargando, dulces, pan, naranjas, riendo, vestidos de chamucos, brujas, vampiros y hombres lobos, mi mamá me abrazaba y me decía “el próximo año ya saldrás mi’jo, no se me achicopale, y verás que te voy a comprar tu máscara de calaca, pa’ que des harto susto”, yo la miraba y trataba de sonreír, sólo asentía con la cabeza.
Pero hoy por fin voy a salir a pedir pan, hoy es mi día esperado, estoy listo, salgo muy contento viendo todas las casas de mi barrio, voy a pedir en todas ellas, y llevaré mi mochila llena de pan, dulce y fruta a mis hermanos, juntos nos comeremos todo lo que junte, por este día no vamos a tener hambre.
Primero es irle a pedir permiso a mi mamá. La casa no ha cambiado nada, sigue siendo la misma, al pararme frente a la puerta siento un olor a copal, me emociona mucho saber que ya pusieron ofrenda, entro rápidamente para poder verla de cerca, pero ¡qué bonita está!, como escalerita, su mantel blanco, pancito de muerto, del que hace don Roberto, una veladora, unas naranjitas, plátanos, arroz con leche, no puedo resistir la tentación y me como un pan, una naranja y un plátano ha y poquito arroz con leche, mis papás no están, así que me iré a pedir pan; antes le doy otra vuelta a la ofrenda, un vaso con agua, unos dulces, poquita sal, un carrito, harto cempasúchil y terciopelo; hasta arriba una máscara de calavera y una foto mía. ¡Ay mi mamacita! que equivocada está, si yo no estoy difunto, nomás ando pidiendo pan.

martes, 25 de octubre de 2016

Color-es

lee y vomita

Tu sonrisa de las 6 en punto,
cuando miras fijamente mis ojos,
la manera en que tomas el café por la mañana,
tus pequeñas manos tomando las mías,
que digas que todo puede ir mejor,
la forma de tus labios,
tus ojos brillantes,
tu sonrisa.

Es color
que regreses la esperanza,
que des motivos para caminar,
motivación a la media noche,
miradas tiernas, divertidas, cómplices,
risa sincera a las 6 en punto,
tu sonrisa.

Colores
que resplandecen tu contorno,
quitan mi aura gris,
me bañan en el momento justo, perfecto, adecuado,
dilatan mis pupilas,
que dan esperanza,
que crecen cada día,
colores desconocidos
saliendo de
tu sonrisa.

Tú eres color,
el color es estar contigo.
colorearemos el mundo juntos,
aunque este se torne gris,
tan solo con tu sonrisa
la de las 6 en punto.

lunes, 3 de octubre de 2016

Resiste e insiste

lee y grita:

No creo que pueda cambiar nada,
no espero cambiar nada,
pero si alcanzas a leer esto, quiero darte un mensaje:
"La violencia no es natural, no debemos acostumbrarnos a ella, no podemos ir por la calle asumiendo que en cualquier momento nos puede pasar algo; no es justo ver como diario mueren niños, mujeres, hombres; no es justo ver como los hermanos se matan entre si, como las mujeres son desaparecidas, como los compas son desplazados, como aun en este momento las guerras siguen siendo el pan de cada día, como las personas solo ven el televisor y piensan "a mi nunca me va a pasar", no es justo que seamos los pobres, los sin hogar, los sin sueños, los sin voz, los sin nada los que tenemos que morir, no es justo y no lo acepto.
El miedo nos paraliza, y hace que dejemos de hacer lo que nos gusta, lo que nos hace feliz. No debemos de tener miedo, no podemos tener miedo, no es justo tener miedo. No tengas miedo, sal, camina, grita, lucha, resiste y se feliz".
No soy más que otra persona que está cansada de lo que pasa en su país, pero decidí dejar de tener miedo, para poder caminar a tu lado, hombro con hombro, gritar, luchar y contagiarte de la alegría y quizá poder hacer que dejes de tener miedo.
No creo que pueda cambiar nada,
es más, no espero cambiar nada,
pero si llegaste hasta acá, yo si creo,
que: Aun hay esperanza...