Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

martes, 29 de marzo de 2016

Hasta el último trago

lee y vomita:

¡Salud!
Por ti,
por lo que fuiste, por lo que eres y por lo que serás.

Por todos los momentos juntos.
      Solos.
                Tristes.
                            Locos.
                                       Efímeros.
                                                       Pasajeros.

Brindo por tu dulce rostro, y tu fría piel.
Por la decadencia abstracta de tu caminar.
Cadencia obscura, oculta entre pliegues diversos.

Brindo por todo el daño aplicado.
       Recibido.
                     Relejado.
                                    Atascado.
                                                    Desquebrajado.
                                                                             Arrastrado.

Deja que el brebaje extraño recorra mis entrañas,
que se manifieste en mis ojos
mi boca, la lengua y el corazón.

Levanta la copa y grita sin obstáculos.
Deja que sangre el corazón, tu corazón.
Que los sentimientos se agolpen
de golpe.
Toma todas las fuerzas que te quedan.
Levanta la copa y escupelos.

Toma la copa y sigue tomando,
hasta que el último trago de licor
resbale por tus dedos.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Y pasó

lee y vomita:

Y creí cuando mi madre me dijo que podía caminar, que diera pasitos,
y me caía, me caía, me caía, y aún hoy me sigo cayendo.

Y creí cuando mi padre me dijo que no tuviera miedo que siempre estaría ahí,
y una noche lluviosa se fue, y no regresó y nunca regresó.

Y creí cuando mi hermana me dijo que ella me cuidaría,
y tuve que aprender a cuidarme solo, aprendí que estaba solo.

Y creí cuando la maestra me dijo que no servía para nada,
nada, nada, absolutamente nada.

Y creí cuando dijeron mis amigos que la vida se va en un parpadeo,
nadie me explicó que la vida es demasiado larga.

Y creí cuando me sonreíste,
creí ciegamente en aquella sonrisa.

Y creí que estaba enamorado de ti.
Y creí que el destino me deparaba un futuro incierto a tu lado.
Y creí cuando dijiste que me amabas.
Y creí que nunca terminaría.
Y creí que todo estaba bien.
Y creí, y creí, y creí.

Simplemente creí en ti.