Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

martes, 4 de agosto de 2015

Realidad

lee y vomita:

Tienes razón en quejarte de mi,
en decir que fui un pésimo amante,
un pésimo compañero
y una pésima pareja.
Y es que, en realidad lo fui.
Tengo que aceptarlo,
soy un fiasco
en la cama,
en el sexo,
en el amor.
Pero tengo que confesar
que solo fue contigo.
Era extraño querer verte,
querer estar a tu lado,
desearte,
tener la necesidad de besarte y desnudarte,
de sentir tus labios en todo mi cuerpo,
mirarte a los ojos.
En realidad lo necesitaba,
sin embargo,
cuando estabas a mi lado,
cuando me besabas,
cuando me desnudabas,
quería que el tiempo pasara lo mas rápido posible.
Se que solo te quitaba la ropa,
mordisqueaba tus pezones,
lamias mi pene,
lamia tu vulva,
te penetraba y un momento después eyaculaba dentro de ti.
Me mirabas molesta, reclamabas,
yo solo tomaba un cigarrillo y lo prendía,
quería que el tiempo pasara rápido y te fueras de ahí.
Y es que como carajos te puedo explicar,
que sentía una sensación extraña cada vez que estabas en mi cama,
se me iba el tiempo pensando en quien te acababa de coger,
con quien habías estado,
como te cogería tu pareja,
se me iba el tiempo en pensar eso,
que no tenia tiempo de pensar en ti, ni en mi.
Y que mas da si soy un pésimo amante,
solo quiero que el tiempo pase rápido,
y salgas de mi casa sin preguntar nada.