Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

martes, 8 de diciembre de 2015

Estoy borracho y ella no está

A Fanny
Así de simple es esto.
Embriagarme por la necesidad
de no sentirme solo.
Mitigar el dolor
con un poco de cerveza caliente.
Que raspe mi garganta
que me haga vomitar.
Recordar sus ojos cafés,
su sonrisa hermosa
y su figura tibia
a la media noche,
cuando la última cerveza se está acabando
llegando a lo más hondo de mi.
Si, estoy borracho
y ella no está aquí.

Me gusta esperar

lee y vomita:

Me gusta sentarme en la banca del parque,
y esperar.
Esperar a que las aves pasen sobre mi cabeza,
que trinen dulces melodías,
mientras me siento en la segunda banca del lado derecho del parque,
y espero.

Me gusta sentarme en la playa,
y esperar.
Esperar a que el mar escupa olas majestuosas,
que mojen mis pies desnudos,
mientras me pierdo en el firmamento de aquel infinito mar,
y espero.

Me gusta caminar por la ciudad,
y esperar.
Esperar a encontrarme de un momento a otro contigo,
que nuestras miradas se crucen,
mientras siento como mi corazón late fuerte en mi pecho,
y espero.

Espero una sonrisa,
un mensaje,
una llamada,
una esperanza,
algo,
aún a sabiendas que ya no estas,
me gusta esperar...

jueves, 26 de noviembre de 2015

Caer

lee y vomita

No me pasa nada,
no es nada,
figuras en mi cabeza y
nada más.
Sombras y luces
transmutan sin sentido.
      C
             a
                   e
                         r
     entre tus piernas.
Es cierto que no me pasa nada
    p
    e
    r
    o...
podría pasar.
Perder el sentido,
mientras revientas mi cráneo con un martillo,
        perder el sentido
mientras muerdes mis pezones y tocas mi verga.
                           C
                     a
              e
       r
                 entre tus senos,
servir de lienzo difuso,
para la obra desconocida,
o tal vez nada, mejor nada, si, nada.
Prefiero quedarme a tu lado,
ver desvanecerse esa sonrisa,
machacar tus muslos,
penetrarte suavemente,
ver caer todo a mi alrededor.
Si.
Solo
C
A
E
R.

lunes, 16 de noviembre de 2015

Soñar (nos)

A Karenzia

He parpadeado en secuencias de dos en dos
por los últimos treinta minutos.
La luz se ha esfumado entre mis dedos,
baña los recuerdos perdidos.
El celular se contorsiona a mi lado,
ente viviente sin sentimientos,
el sonido penetra con decíbeles amargos
los recovecos de los recuerdos efímeros.
Busco sin suerte la figura fría,
se encuentra a mi lado,
a un lado, a tu lado;
no puedo sostenerlo entre mis manos,
el sueño es más fuerte que yo,
me abraza en su pecho.
Sonidos y luz de fondo,
mensaje, mensaje, mensaje.
La vida es complicada,
o es tan complicada como nosotros decidamos.
2:25 de la madrugada.
Es hora de dormir.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Impune

lee y vomita:

Siento la rabia en la boca del estomago,
quiero gritar o salir corriendo,
estallar y que el impacto llegue a todas las personas posibles,
pero no puedo hacer mucho,
solo puedo llorar y llorar...

jueves, 1 de octubre de 2015

Casi no he sabido nada de ti

Hoy después de mucho tiempo, por fin me ha salido una sonrisa, una pequeña y tímida sonrisa. Después de más de un año, hoy por fin mi boca ha vuelto a hacer esa curva entre las mejillas, sonrío, por fin sonrío. Todos los putos recuerdos de ti se han esfumado, por fin los he olvidado, he conseguido olvidarte.
Salgo a la calle, con la sonrisa mas sincera que se puedan imaginar, quiero que todos la vea, que todos sepan que por fin he vuelto a sonreír, si, he conseguido volver a sonreír después de mucho. Camino, sin rumbo fijo, sin destino trazado, solo camino.
Me detengo, no se porque, mis pies se mueven por voluntad propia, mi cabeza gira unos cuantos grados a derecha, ahí está ella, sonríe, tiene la sonrisa mas dulce y hermosa que nunca vi. Nuestros ojos se cruzan, nos miramos fijamente, ella sonríe, solo sonríe, sonríe. Giro la cabeza unos cuantos grados a la izquierda y sigo caminando. Saco un cigarrillo y toco mis mejillas, la curva ha desaparecido. No puedo solo sonreír, por ahora no, quizá en un año o dos...

lunes, 21 de septiembre de 2015

De dos en 2

lee y vomita:

Naces-Creces,
Inclemente sobre la sombra
de los que irremediablemente quieren que seas como ellos quieren,
normas estúpidas, leyes estúpidas, educación estúpida.

Caminas-Corres.
Te caes, no te levantan,
te caes, nadie te levanta,
te caes, no te levantas,
te caes, te caes, te caes,
hoyos, huecos, baches, huecos, baches, hoyos, baches, hoyos, huecos,
nadie está ahí, nadie está para ayudarte.

Comes-Bebes
Mierda frita y papas sobre tu plato, acompañada con agua de jamaica,
tu madre te mira a los ojos
"Te tragas todo"
no agaches la mirada, solo come y sigue comiendo,
come, mastica, traga, vomita, traga, traga, traga.
Ella observa, mientra da sorbos ligeros a la caguama casi vacía.

Amas-Odias
Que jodido,
pasas a mi lado, no puedo verte,
te evaporas entre las comisuras de mi boca llagada,
me sonríes. Puta madre. No me sonrías,
me derrites, me tienes, me pierdes, me botas, me destruyes.
Corazón fragmentado, no hay diagnostico bueno, no hay nada bueno.
No puedes volver a amar, no puedes respirar,
miradas de odio a las tres de la mañana,
carajo, ¿por qué la soledad pesa tanto?
Te extraño, te odio, te amo, te imploro, te busco, te detesto,
te amo, te amo, te amo.

Vives-Mueres
Al final del día te das cuenta de que todo fue un error,
yo no pedí nacer sabes,
si hubiera sabido a donde venia, no hubiera peleado entre millones de espermas,
no me hubiera aferrado a la vida, no hubiera seguido reglas, no, no lo hubiera echo.
Simplemente hubiera dejado de correr,
siempre buscando un camino, un lugar a donde llegar,
ese camino no existe, se pierde, se confundo, se rompe,
corre, suda, no dejes de correr, llega  a ella,
nada puede estar mal cuando sonríe, todo puede ir mejor,
solo tiene que sonreír,
pero no sonríe, no te mira, no la tienes, no existe, se confunde, se pierde,
te pierdes, se nubla, mueres, solo mueres, solo caes, solo mueres,

Mueres-Caes.

jueves, 3 de septiembre de 2015

Mary

A Toni Collette

Me encontraron en el fondo
de un tarro de cerveza,
fui un error, un feo error,
no concibo como alguien puede ser un error,
soy tan gorda como una tarnera,
eso es una especie de vaca.

Me gusta la leche condensada directo del recipiente
el chocolate y los noblets,
quisiera ser como ellos, y tener muchos amigos.
Mi té favorito es el Earl Grey,
algún día me casaré con alguien que se llame Earl Grey.

Ethel es mi gallo mascota
nunca ha puesto un huevo, pero se que lo hará,
Ethel canta fuerte en el patio,
debo sacudirme las lágrimas y salir,
mamá toma jerez en la cocina
el jerez se debe de probar mucho,
eso dice mi madre;
papá diseca pájaros en el cobertizo,
debería pasar más tiempo conmigo
que con sus amigos muertos.

Debo dejar escurrir las lágrimas,
repartir folletos, juntar dinero,
quitarme está marca color y forma de caca
que adorna me amplia frente.

En la escuela se burlan de mi,
por mi marca de nacimiento
y por que mi saco no tiene botones
Ethel los arrancó todos,
y ahora uso unas pinzas para ropa
porque mamá no pudo meter el hilo en la aguja.
Han tomado mi comida y la han tirado,
la han orinado,
se han burlado.

No puedo sonreír, no se como sonreír,
mi mamá me ha pintado una sonrisa,
falsa, tétrica, lúgubre.
No puedo sonreír.
¿Tú me podrías enseñar?

Tengo que irme,
mis lágrimas mojan el papel.

Pd. 1. Te mandó mi chocolate favorito.
Pd. 2. Te mando un pompón que hice.
Pd. 3. Responde pronto.

Tu amiga australiana
Mary Deysi Jinkles


martes, 4 de agosto de 2015

Realidad

lee y vomita:

Tienes razón en quejarte de mi,
en decir que fui un pésimo amante,
un pésimo compañero
y una pésima pareja.
Y es que, en realidad lo fui.
Tengo que aceptarlo,
soy un fiasco
en la cama,
en el sexo,
en el amor.
Pero tengo que confesar
que solo fue contigo.
Era extraño querer verte,
querer estar a tu lado,
desearte,
tener la necesidad de besarte y desnudarte,
de sentir tus labios en todo mi cuerpo,
mirarte a los ojos.
En realidad lo necesitaba,
sin embargo,
cuando estabas a mi lado,
cuando me besabas,
cuando me desnudabas,
quería que el tiempo pasara lo mas rápido posible.
Se que solo te quitaba la ropa,
mordisqueaba tus pezones,
lamias mi pene,
lamia tu vulva,
te penetraba y un momento después eyaculaba dentro de ti.
Me mirabas molesta, reclamabas,
yo solo tomaba un cigarrillo y lo prendía,
quería que el tiempo pasara rápido y te fueras de ahí.
Y es que como carajos te puedo explicar,
que sentía una sensación extraña cada vez que estabas en mi cama,
se me iba el tiempo pensando en quien te acababa de coger,
con quien habías estado,
como te cogería tu pareja,
se me iba el tiempo en pensar eso,
que no tenia tiempo de pensar en ti, ni en mi.
Y que mas da si soy un pésimo amante,
solo quiero que el tiempo pase rápido,
y salgas de mi casa sin preguntar nada.

viernes, 12 de junio de 2015

Café para 3

lee y vomita:

-Que bueno que veniste, me parece muy maduro de tu parte. Mira, él es Gustavo, salgo con él desde hace mucho tiempo, nos hemos estado viendo a escondidas, pero ésto se ha salido de nuestras manos y me gustaría que lo entendieras, que no armaras un escándalo y que solo terminemos por buenos términos. Yo te amo como no tienes una idea, fuiste el gran amor de mi vida, pero lo arruinaste, te dejaste llevar por otras cosas y eso hizo que, bueno, no dejarte de amar, pero sin con menos intensidad, y bueno, llegó él y todo está de más. Eso es lo único que quería decirte, y pedirte que saques tus cosas de la casa, te doy el fin de semana, puedes llevarte la TV o el DVD, lo demás es mio, recuerda que yo pagaba la mayor parte de las cosas. Pero quita esa cara por el amor de Dios, ya todo está decidido, solo te quería informar, y bueno me gustaría que me dijeras algo, lo que quieras, pero dime algo, no te quedes callado, nada más fumando y viéndome con esa cara de odio y..
-¿Puedo tomar su orden?
-Café para tres.

sábado, 6 de junio de 2015

Esperanza

lee y vomita

Siempre he creído que la esperanza sabe a frijoles,
tortillas hechas a mano y salsa molcajeteada;
la esperanza tiene el rostro carcomido por el dolor,
las fisuras del rostro manchadas de lodo y sangre,
que se escurre por el cuerpo avejentado, cicatrizado.
Esperanza recorre las calles descalza,
espinas, vidrios y piedras se clavan brutalmente en sus plantas,
debe recorrer el camino maltrecho,para pedir ayuda,
parece ser que esperanza olvidó que su voz no se escucha.
Siempre he creído que esperanza
se escribe con sangre, sudor y lágrimas,
no se lee, se siente.
La esperanza se hace cada vez mas vieja,
mas rápido de lo que puedo concebir,
se le nota en lo cansado de su rostro.
Esperanza nunca ha dado un paso atrás,
no retrocede, no se deja vencer,
sin embargo poco a poco se está cansando,
Esperanza no ha dejado de llorar,
no puede dejar de llorar.

domingo, 31 de mayo de 2015

Puedo

Puedo intentar tan solo vomitar
alcohol devastando mis entrañas
recordando secuencias extrañas
para así quizá poderte olvidar.

Puedo perder el conocimiento
confundir el olor a cerveza
pútridos sabores a cereza
de tus dulces labios sin aliento.

Puedo simplemente embriagarme
esperar el momento y colocarme
sentir tu fragancia, deleitarme.

Puedo dejar pasar las noches
agonizantes miles reproches
arrancar esos cientos de broches.

viernes, 22 de mayo de 2015

Desecho

lee y vomita:

Llegaste un día nublado de otoño,
parecía estar todo bien para ti,
un par de caguamas bajo el brazo,
y la necesidad de perderte dos horas en el tiempo a mi lado.

Parecía que nos conocíamos de toda la vida,
me hablabas de tu novio y de los problemas cotidianos,
me ponía serio,
yo te hablaba de mis amores fallidos, perdidos,
de mi puta depresión,
solo sonreías;
al final terminábamos besándonos y haciendo el amor.

Tomábamos café y fumábamos como nadie ha fumado nunca,
caminábamos por los linderos de la locura,
nunca de la mano.

Me sentía feliz aunque solo fueran dos horas cada mes.

Ahora vienes y me dices que no funciona,
que ya no funciona, que no soportas los celos,
yo no soporto los celos,
podríamos estar juntos, ¿sabes?
No es así como funciona mi amor.

¿Y ahora?
¿Dime que vergas hago con esta puta desesperación?

jueves, 14 de mayo de 2015

InDestinos

A Evelyn Martínez

Trasplante de corazón de perro,
corten el pecho y dejen que el órgano tome su lugar
entre sentimientos, resentimientos y dolores,
espasmos esporádicos en lo que se acostumbra.

¡Victoria!, el corazón late.

Abro los ojos,
están enlagañados,
pegados,
tengo el cuerpo entumido,
el pecho cicatrizado.
El débil martilleo retumba en mi caja toráxica,
respiro, siento, miento, odio, duele.
Camino por paisajes desconocidos,
transfigurados.
Cruzo la mirada con la mujer mas hermosa que jamás vi,
me sonríe tímidamente,
le sonrío,
es jodido saber que nunca la volveré a ver,
¡Puto destino!
Tengo que hacer algo,
desatar la mancuerna efímera del corazón calapsado
demostrarle con ladridos lo que puedo hacer por ella,
acicalar y detonar el amor secuenciado,
pienso, solo pienso,
¡Lo tengo!
¡Si!
Seguir caminando, ladrando, vomitando.
¡Puto destino!

viernes, 24 de abril de 2015

Insistencia

lee y vomita

Te pedí que fueras mi novia,
no, a mi solo me gusta el sexo contigo,
no quiero un novio,
me dijiste calmadamente.
Misteriosamente dos semanas después
presumías la mejor relación del mundo,
¡qué cagado!

Te pedí que saliéramos en serio,
que me gustabas y que quería intentarlo,
me miraste a los ojos,
parpadeaste cerca de treinta y dos veces,
(no sé porqué las conté),
gritaste que no duraría una relación entre los dos,
el sexo es rico, pero nada más.
Ayer revisé tu facebook,
presumías un nuevo y bonito noviazgo,
¡qué cagado!

Quise que fueras la mujer de mi vida,
de mis sueños,
te escribí una serie de poemas,
cuentos al por mayor,
te dediqué las canciones más hermosas por la radio,
te llevé flores a la universidad,
chocolates y un cachorro,
una carta y lo publiqué en el muro de tu face.
Escupias cosas que no entendí,
los golpes y patadas de tu novio
no me dejaban escuchar tu dulce voz,
creo que no quieres nada conmigo,
¡qué cagado!

sábado, 4 de abril de 2015

Mensa-je

lee y vomita:

Veía de lejos la computadora,
me observaba como si quisiera decirme algo,
como si tramara algo.
Una semana llevaba apagada,
no pensaba por ningún motivo prenderla,
el internet es un lugar peligroso.

Contrario a mis pensamientos
me levanté del sillón, acerqué la pequeña silla
y la encendí.
Presión perfecta para conectarme a la vida.

Como autómata abrí de par en par
varias ventanas del navegador,
Facebook, Twitter, Gmail y Google,
¿Google para qué?

Cada una contenía mensaje, notificaciones, vistas,
visitas, etiquetas, cosas compartidas, vídeos, fotos,
foros, recomendaciones, y un sin fin de pendejadas más.

Fui pasando una por una,
dando rápidos vistazos
para tratar de encontrar un vestigio de ti,
alguna señal de ti.
Algo que me recordara porque había preferido
apagar la puta computadora.

Revisé y revisé,
diez horas de mi vida en esa silla incomoda,
parpadeando solo lo necesario,
buscando y buscando.

Lo único que encontré
fueron cadenas,
fotos donde yo no aparecía,
carteles, invitaciones,
una que otra promoción
y un test para saber quien era el amor de mi vida.
¡Vaya mierda!

miércoles, 1 de abril de 2015

Conglomeración

lee y vomita:

Fue en el preciso
justo
y exacto momento,
en que cabeceaba ferozmente,
en un microbus que se dirigía furioso
a metro Toreo,
 cuando me di cuenta
de que realmente detesto
la ciudad de México,
carajo.
Me paré intempestivo,
dispuesto a bajarme
y mandar todo a la mierda,
pero me di cuenta
que aun faltaba como media hora
para llegar al metro.
Me volví a sentar,
visiblemente derrotado,
miré como se bamboleaba
la ciudad a nuestro paso,
cerré los ojos
y traté de seguir cabeceando.

miércoles, 18 de marzo de 2015

¿Duele?

lee y vomita:

Ayer caminaba descalzo por la sala de mi casa,
no pude evitar que mi dedo meñique del pie
se estrellara contra el filo de la pata del sillón.
¡Ah su puta madre! Como duele.
Fue cuando me puse a pensar que tenia mucho tiempo sin sentir,
no sentía dolor alguno.
Mejor dicho, había dejado de sentir.
Después de casi un año en soledad
resulta un tanto complicado sentir,
quizá sea costumbre o en realidad ya no sentía nada,
no lo sé.
Comencé a hacer memoria, del porque había decidió dejar de sentir,
en primera instancia se encontraba la ruptura
con aquella que alegraba mis días,
-Ya no podemos estar juntos. No es lo mismo.
Recordé sus palabras clavándose con aguijones en mi corazón.
Existieron un par de reencuentros, pero siempre pasaba lo mismo.
-Tú no eres lo que necesito, estoy bien, te amo, pero no sé.
Es complicado vivir en la incertidumbre,
y así, un día de la nada me dijiste:
-Estoy saliendo con alguien más.
Todas mis esperanzas se rompieron juntas,
mi corazón sufrió un derrumbe catastrófico
que en ese momento no pude describir.
Solo sonreí. No hay nada más que hacer.
Y así, de un momento a otro
fui hilando mis recuerdos,
los recuerdos a tu lado, contigo, sin ti, solo.

¡ah su puta madre! Como duele.


viernes, 13 de marzo de 2015

Alguien

lee y vomita:

Que jodido es esperar que alguien te mire,
que alguien pase a tu lado,
que a alguien se le ocurra siquiera mirarte de reojo
o quizá alguien que te pueda sonreír.

Es más jodido saber que necesitas a alguien,
alguien con quien convivir,
alguien para hacer el amor
o alguien con quien coger,
alguien que te bese y te diga que todo está bien,
y no te olvides de ese alguien que te hace sonreír.

La mayoría de personas tienen a ese alguien,
a alguien con quien pasar su tiempo,
alguien que las besa y les dice que todo estará bien,
alguien con quien caminar de la mano,
alguien que los mira,
que los ama.
Que los ama.

Pero cuando abro los ojos, ese alguien ya no está.

viernes, 6 de marzo de 2015

Recuerdos

lee y vomita:

- Deberías de cortarte esas rastas

Me dijo mientras me veía a los ojos.

- ¿No te gustan?

Le contesté.

- No es que no me gusten, pero te verías mejor con el cabello corto.

Un mes después me cortaba las tan odiadas rastas.
Después de eso siguieron un sin fin de sacrificios y cambios "buenos".
Comencé a bañarme mas seguido.
No faltaba a la facultad.
Hacía la tarea.
Ayudaba en las labores de la casa.
Cine, comer, plaza, vueltas, vueltas y mas vueltas.
Dejé de tomar, coño, deje de tomar.
Nunca mas tonayan.
Volaba entre nubes de cartón.
Entre misterios de amor y locura.
Haciendo el aseo y esperando tu llegada.
Viendo como preparabas la comida.
Viendo como los días pasaban de largo.

- Creo que no debemos estar juntos.
- ¿Tú crees?
- Si.
- Pero, ¿por qué?

parpadeó.

- Has cambiado mucho.

lunes, 2 de marzo de 2015

Entrada

lee y vomita:

- Es como si entraras a la boca del infierno.
Así se refería Joaquin a la boca de Lucia,
no se por qué.
Aun ahora, mientras chupa con fuerza mi pene,
como si me lo arrancara,
sigo sin entender por que decía eso.

martes, 27 de enero de 2015

Olvídala

lee y vomita:

Hoy decidí por fin,
y después de muchos intentos más;
olvidarte.
Sí, ahora si olvidarme de ti.

Olvidarme de esa curva hermosa
que se forma en tu boca al sonreír;
me olvidaré de la manera
en que me mirabas,
ese resplandor onírico de tus ojos;
la manera en que sin pronunciar palabra
me decías: te amo.

Quiero olvidarme inmediatamente
de tu dulce voz,
de tu piel almendrada,
de tu olor vainilla inundando mis sueños,
ese olor que aún tengo impregnado en la nariz;
por más que me sueno no se va.

Tomaré todos los recuerdos
y los desecharé.
El recuerdo de tus chinos entrando en mi boca
cuando dormitabas a mi lado,
me olvidaré de los lugares en los que comíamos,
Dormíamos, Caminábamos, Respirábamos, Peleábamos, Nos amábamos.

Quiero de una vez por todas
olvidarme de tus pantalones ajustados,
de tus blusas flojas,
de tus lentes de pasta,
de tus manos pequeñas,
de tus zapatos de piso,
de tus tenis,
del vestido negro,
el pantalón gris,
la blusa morada,
de tu silueta.

Quiero olvidarme de tus palabras preferidas:
Mi amor, papachon, nahuala, tus putas.

Necesito olvidarme completamente
de todos los planes que tuvimos,
la idea de casarnos
y hacer que mi anti catolicismo colapsara,
la idea de tener bebechitos
y comprarles solo ropa Levi´s,
viajar por el mundo siempre de la mano.

Quiero olvidarme de las noches
en que solo nos mirábamos a los ojos,
olvidarme de esos besos interminables,
de la calidez de tus manos
y el fulgor de tus brazos,
lo dulce de tus piernas
y lo hermoso de tu rostro.

Me olvidaré de ti.
Quiero olvidarme de ti.
Necesito olvidarme de ti.
No puedo olvidarme de ti.


¡Puta madre!

lunes, 5 de enero de 2015