Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

lunes, 30 de junio de 2014

Si hay quinto malo

lee y vomita:

Me preparo en estos momentos
                    para la cita,
con la mujer mas es hermosa del barrio
                    la pechugas,
aun cuando mi pantalón está sucio y remendado
                    lo he planchado,
mi camisa luce mas limpia que ninguna
                    acabada de robar,
el lugar es perfecto, los dos lo pactamos
                    los tacos del Güero,
mientras la espero me chingo dos de suadero
                    y uno de tripa,
ella se merece lo mejor, mírala ahí viene la cabrona
                    que rico se le mueven las chichis,
le cedo mi asiento, y le pido tres al pastor
                    sus favoritos,
en estos momentos le voy a decir la frase mas hermosa
                    con la que la conquistaré,
la frase que va a hacer que me ame y que se enamore
                    perdidamente de mi,
me perfilo para decírsela, ella muerde místicamente su taco,
                    me excita,
-Oye, Pechugas, digo, Juana, ¿Qué tal la mamas?
                   Puta madre.
-Pues dos tres wey, y tú ¿que tal coges?
                   Es la mujer de mi vida.

sábado, 21 de junio de 2014

Alfabeato

lee y vomita:

Antes
Buscaba
Cariño
Diverso
Entre
Figuras
Grotescas
Hermosas
Idílicas
Jadeantes
Karmaticas
Lacerantes,
Más
No
Obedezco
Partituras
Que
Resuenan
Suavemente
Tímidamente,
Hurgando
Vehementes.
Whisky
Xenofobias
Y
Zabila.

Para un poema inentendible....

lunes, 16 de junio de 2014

Papá

lee y vomita:

Te recuerdo cada día,
tu rostro arrugado y peludo.
Muchas veces tu barba me picó los cachetes,
la panza, el pecho,
sinónimo de cariño bien implementado.
Noches eternas entre las sabanas rotas.
¿Cómo olvidarte papá?
Cómo olvidar a aquel que me enseñó todo,
lo bueno y lo malo,
correctivos y castigos estúpidos,
sueños y misterios vulgares,
cómo olvidar a quien cambio mi percepción del mundo,
en tan solo 10 minutos.
Claro que no te puedo olvidar.
-¿Cuanto?
-100 la mamada y 300 la cogida.
-¿Tienes lugar?
-Si.
-Amonos.
El recuerdo de mi padre regresa,
se funde,
me atasca,
me reprime,
me moja.
-Pero que culito tan apretadito.
-Dime hijo, tu eres mi padre.
-Si yo soy tu padre, puto.
siempre te recordaré papá,
quizá debimos haber jugado futboll alguna vez.

martes, 10 de junio de 2014

¿Llueve?

lee y vomita:

¿Acaso llueve?
No lo puedo sentir, no lo puedo ver.
Camino cabizbajo sobre la acera,
no se ve nada,
siento mil agujas que resbalan por mi cuerpo,
lo atraviesan ligeramente.
Me transporta a los recuerdo casi extintos,
muertos, desechos.
Veo acercase a alguien, ¿la lluvia ha cesado?,
no puedo distinguir su figura,
no veo sus ojos,
se para junto a mi,
¿ha vuelto a llover?,
el pelo cae sobre sus hombros,
su ropa escurre,
no se mueve.
Limpio mis lentes pacientemente,
levanto el rostro y veo sus ojos,
todos los recuerdos regresan,
el llanto se funde con la lluvia,
la veo alejarse.
Solo es otro recuerdo,
uno mas para este maldito perdedor
que espera que la lluvia no desaparezca,
y así crear recuerdos efímeros.