Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

lunes, 16 de julio de 2012

sub normalidad

lee y vomita

un día como cualquier otro decidí que seria el mejor día de mi vida, caminaría felizmente a mi trabajo, a todo el mundo que pasara a mi alrededor le regalaría una sonrisa, haría mi trabajo como el jefe querría que lo hiciera y terminaría mi jornada justamente a mi hora de salida, llegaría a mi casa sonriendo y la comida me estaría aguardando en la mesa como siempre quise, comería, saludaría a mis hijos, le daría un beso a mi mujer y después de todo eso me pondría a leer, jugaría con mis niños, le haría el amor a mi mujer y para finalizar el día dormiría en la mejor cama del mundo; que equivocado estaba.
arrastre mis pies hasta mi trabajo, vociferaba insultos y malas palabras a todos los que pasaban a mi al rededor, no hice el trabajo y lo poco que hice lo hice como quise, llegue aventando todo a mi casa, mi ropa y todo lo demás que traía puesto, no había comida, no había nada en la mesa, les di un par de cinturonasos a mis hijos, le di un buen golpe en la cara a mi mujer, la viole, les pegue mas a mis hijos, todos lloraban arrinconados, regrese a mi realidad, me di cuenta de lo que había hecho, ya no había marcha atrás, solo esperar para que el día de mañana intentar el mejor día de mi vida.

miércoles, 4 de julio de 2012

El demonio Paganini

lee y vomita

Resonante y poderoso violín,
se acorruca en lo estrecho de tu hombro,
conteniendo el poder de tus dedos
maltrechos y llagados de tanto tocar,
tus ojos desorbitados se clavan en el horizonte del cosmo,
buscando la salida para las notas infernales
que salen de tus dedos ensangrentados,
una a una caerán esas cuerdas,
la música no dejara de  sonar,
tus parpados cubren tus ojos,
la saliva corre a chorros por tu cuello,
la sangre cae abundantemente entre tus manos.
la ultima cuerda voló,
pero la música nunca termino...

soundtrack - Niccolo Paganini Caprice No. 5