Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

martes, 27 de septiembre de 2011

todo lo que ha podido pasar

lee y vomita
hoy escuche lo que te ha pasado, naturalmente como ya lo han sabido me sorprendi y en mi pensamiento sabia que no habia otra cosa mejor para ti, ya estas encerrado...
nunca lo dije como tal pero siempre te tuve en mi pensamiento muy calladamente, no porque no lo dijera no estabas, estabas ahí pero discretamente,
cuando me acordaba de ti y de las veces que me decias adiosin no podia contener las ganas de que el tiempo regresara siempre lo habia pensado pero callado,
no negarè que me hiciste llorar, la verdad es que no me hiciste llorar, yo lloraba porque no sabia como enfrentarme a la decision que tomaste, eso era en realidad,
pero con tres hasta cuatro o seis alcholes se me quitaba ese resentimiento y te volvia a vislumbrar en mi mente, esa sonrisa que algunas veces generé se me venian a la mente con unas punzocortantes lagrimas que ya no eran de dolor era solo la pura tristeza,
esos ojos que merecian mil coronas aunque aveces te permitieron verme nunca te permitieron contemplarme en menos de 15 segundos,
siempre te esperè y nunca llegaste, nunca llegaste,
despues de ya pasado mucho tiempo no me alegro recordar esto nunca fuiste mio, o quizà si pero a medias,
y lo peor de todo es que esto es una mentira que eh creado para mentir que aùn no te olvido?

Ross...

martes, 20 de septiembre de 2011

Por Dentro

Por dentro
Caminaba sin rumbo, sin voltear a atrás, Pensaba en  Luisa, los niños. Era hora de la comida se saboreaba la sopa, la salsa, el guisado las tortillas, el olor humeante del comedor de todos los días. Recordaba su casa azul y sonreía, hacia al perro con su pereza en la entrada y al gato en la ventana imaginaba como se iban marchitando los rosales que hacía dos semanas no regaba (El tiempo que llevaba  sin que le importara nada).
-Por la mañana a un en su casa  solo tomo una taza de café a medias y mordisqueo dos galletas no hablo evitaba ver a los ojos a su esposa, como todos los días llevo a los niños a la escuela, no se presento al trabajo se había tomado el día (también pensaba en sus pacientes).
Mientras caminaba sudaba, lloraba maldecía, se imaginaba a Luisa en otros brazos, le daba rabia sintiendo que no soportaba tal dolor, sabía que aunque sus hijos lo necesitaban si el se iba  lo olvidarían muy pronto. Los amaba de verdad.
Había caminado ya unas ocho horas desde la comida desde el medio día no soportaba los pies ni  los sentimientos que laceraban su alma, cruzaba calles sin precaución (como si buscase la muerte) , no escuchaba el sonido de los motores, ni veía semáforos, tampoco notaba como la gente a su paso lo veía con  curiosidad a causa de su llanto nada le importaba nada.
Decidido se paro frente a un teléfono marco un número y deposito una moneda. –Diga- contesto Luisa, el sollozaba y no podía hablar -¿Ernesto? Pregunto Luisa  - Si- contesto con sollozos. –Ven a casa amor está lloviendo, sea lo que sea lo resolveremos juntos- ¿No tienes Frio, hambre? Los niños están durmiendo podremos hablar. Colgó el Teléfono.
Subió el puente peatonal arriba pensó lanzarse al pavimento, recordó la voz de su mujer la de los niños, bajo las escaleras tomo un taxi.
Por la ventanilla lanzo al aire sus estudios clínicos, y no entendía como a él pudo pasarle no entendía como ese mounstro  silencioso se lo iba comiendo por dentro desde el estomago, sabía que pronto moriría y que el mejor lugar seria el regazó de la joven Luisa.

Ternura fría.



lee y vomita

domingo, 11 de septiembre de 2011

Soy el corazón que no te sentía

lee y vomita

Veo pasar la mañana queriendo despertar tarde.
Veo pasar a la gente que dice que habla que solo hay unas palabras tontas revolcadas de insignificantes sentimientos que no siempre dicen que son buenos,
 Veo pasar solo a gente extraña que no se baña que siente y piensa que el mundo solo se trata de comer, trabajar y sus necesidades fisiológicas que hasta de pensarlo siento repulsión.
Hoy mi nauseabundo mundo se me fue de las manos, acabo de matarte pero no hay ningún cuerpo y ni sangre solo sé que si no te pienso no existes,
 Si no te llamo no me responderás,
 Por que claro yo soy la que te daba la vida, por mi tú eras importante y por mi tu ego creció hasta los cielos, y si te derrumbaste hasta el infierno de tu amor desmejorado que solo conseguía robarme la inspiración como siempre,
Tu tristeza se desplomo al igual que la risa que me brindaste,
Veo tu cara pálida y sé  que sale de una fuerte crisis,
 Aún cuando te roge por unos segundos que quería verte y tenerte te pareció una broma y claro dije yo siempre tan chistosa,
 Porque nunca te arreglaste el corazón, siempre eras tan arreglado olías a perfume y todo el mal olor disipabas
Así como me disipaste a mí de tu vida, ahora solo pienso que estas tan vacio como aquellas fotografías en las que salimos y en las que puedo captar tu hipocresía que cada vez crecía mas y mas,
Aquel día  llegue tarde a tu corazón y sabré por todo esto que paso, que ni siquiera llegue a buena hora, nunca llegue porque tu corazón estaba a esa hora con otra persona quizá hombre quizá mujer, o estoy pensando en que naciste sin corazón y que solo tienes un hueco que siento que  yo  ya no te siento...

martes, 6 de septiembre de 2011

Soma

lee y vomita


me sentí fuerte,
rapaz, poderoso,
como si nada pudiera derrotarme,
los colores a mi alrededor me mareaban,
tire golpes para destruirlos,
no se fueron.
bailaba al compaz de mis palabras,
mi fuerza se esfumaba
y solo quedaba la desesperación,
siento un río de sudor corriendo por mi cuerpo;
el sabor de tu cuerpo me asquea,
los colores golpean mi cuerpo,
y una risa espantosa cubre el cuarto,
el vomite sale despavorido por mi boca,
y veo como los colores crecen,
me sujetan,
cantan versos inentendibles,
las lagrimas salen, pero no lloro,
los colores me cargan,
me dejan caer,
trato de sujetarme,
pero solo caigo en el gran
hoyo de la desesperación,
mientras los colores me cubren.