Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

jueves, 28 de abril de 2011

pintando pobrezas (el pintor con renombre que ni apellido tenía).

lee y vomita

Me caes mal, fue todo lo que te dije antes de que te fueras, y te marchaste dijiste cosas como dejenme en paz! que somos lo peor hasta nos tachaste de infames por no haberte dado una infancia de felicidad, pero yo como te la podia dar? si ni yo misma sabia que hacer con toda esa responsabilidad, que se me dio antes de yo ser responsable de mis pensamientos, vaya vida! entre todo esa injusticia, hambre, pobreza, como te ibamos a dar, si ni en donde vivir teniamos no recuerdas que solo teniamos una casucha medio hecha con cartones viejos, ni para comer teniamos, ni que vestir, y no ibamos a la escuela por que ni papeles teniamos, ahora si ya no te acuerdas solo vienes a reclamarnos pero no recuerdas lo que antes habiamos pasado, ahora si eres un pintor renombrado vendes trozos de papel con colores llamativos, con imagenes del mundo color rosa en el que siempre quisiste vivir, con lo que soñaste pero que siempre despertabas del sueño por el habmbre que tenias, ahora si vienes con tu trajesillo caro, y nos malmiras, gritas y por poco escupes, nos maltratas como si el sufrimiento que pasamos cuando saliste y nunca mas regresaste fuera en vano, ahora si te sientes con el derecho de juzgar a los que nisiquiera les has podido quitar el hambre, infeliz desgraciado! vuelve con aquellos ricos ve y di que eres de una familia con un apellido digno ha! por que  nuestros padres ni apellido nos dejaron, regresa a tu vida y haz de cuenta que aqui nunca veniste vuelve a tu sociedad que ya eres de la alta, pero no sabes que estas hueco, con una infelicidad que ni el dinero ni nada puede frenar.



Ross.

jueves, 21 de abril de 2011

Por qué no mueres de una vez

Por qué no mueres de una vez
(Que nunca en paz descanses)


¿Cuánto tiempo más besaras mis pies?
MALDITA
¿Cuánto tiempo más besaras mi polvo?
Sigues aquí abrasada a tu agonía
Sintiéndote irónica, solo lástima das
Sin entenderlo, sin alcanzar a comprenderlo
Que solo deseo tu muerte, tu dolor.

Aléjate y cava tu tumba en silencio
Donde mi asco no te observe
Déjate caer dentro y dime cuando estés lista
Ya sin llanto, sin dolor, ni nadie que te quiera

Esta vez no escucharas palabras dulces
Ya todo es abismo en mi corazón
No quieras verme llorar ahora

Alguna vez estuve dispuesto a lamer tus pies
A rezar bajo tu asquerosa falda
Ahora no quieras derrumbar mi nuevo templo
Un nuevo altar de piel y hueso sobre tus escombros se erige

Sobre tu esqueleto mis botas, sobre mi piel tus corneas
Sobre tu rostro vomito y escupo sin arrepentirme
Sin recordar que alguna vez fuiste lo que me dio eco
Solo dime ¿Por qué no has muerto?

Ni aquí encontraras descanso, ni aquí encontraras respiro
Déjate llevar, simplemente tapa tu rostro
Tu vergonzoso rostro.

¿Por qué no mueres de una vez? y que nunca encuentres descanso…. AMOR.

-El YunKe-

viernes, 15 de abril de 2011

444

lee y vomita



Tu puedes oirme?
y sentir como las personas se voltean,
como los tontos se arrepienten,
y como los cristianos se escudan,
puedes ver como las palabras,
cambian de sentido en otras mentes,
como los hermanos se destazan,
y como ver que hay Dios?
como se te regresan los pensamientos,
puedes oler la guerra,
oler la sangre cuando te cortas,
ver el miedo en tus cinco sentidos,
puedes ver que no ves ni bien?.

Ross.

jueves, 14 de abril de 2011

Una hermosa muerte

Una muerte lenta ataco el poema que te recite, aflojaste mi reloj, la camisa negra de terciopelo poco a poco se fue al vacío, un poco de heroína penetro el campo de tu piel tensa, pegaste un grito de loca, tomaste un cuchillo y un lapicero negro; la radio sonaba al compás de Chuck Berry, yo recitaba el poema y tu drogada con el lapicero negro la fiesta apenas comenzaba, yo feliz con mi viejo acompañante el  jack Daniels, gritando y moviendo los pies como tin tan; fijo la garganta y la atravesó lentamente como un trozo de pan, el cuerpo cayo como un  roble talado la sangre brotando como una regadera patas arriba , llegue corriendo muy lento, ya que el efecto de mi amigo me había echo perder total mente la dirección del camino, un charco espeso un lapicero negro y una muerte, en la mano sostenía una carta, con unas palabras
!vivir en mi corazón soñar mi muerte amar mi carta y leer un poema para mi ¡.


Hugo enrique de la rosa    (el mama)

lee y vomita

martes, 12 de abril de 2011

Lento pero rapido

lee y vomita


El sonido estridente del auto impactándose contra mi bestia motorizada mi hiso quedar helado del miedo en mi pequeño asiento, los movimientos a mi alrededor fueron pasando lenta, pero muy lentamente, delante de mis ojos desfilaban los pedazos de vidrio estrellándose contra lo primero que encontraban, los objetos lanzados con furia, la cabeza de mi copiloto estrellándose contra el parabrisas, la sangre brotando  y pintando todo a su paso, el cuerpo inerte que se estrella frente a mí, todo con una lentitud que me lleva a la locura; sujeto fuertemente el volante, quizás buscando una solución o una causa, el cinturón me oprime con furia el torso mal herido y me saca un grito desgarrador:
-¡auxilio!
Nadie puede escucharme.
-¡auxilio!
Nadie puede ayudarme.
-¡auxilio!
Después de raspar mi garganta con esos gritos silenciosos el ambiente toma su velocidad original, fierros, vidrios, fuego, chispas, sangre, huesos rotos, dolor, todo un maldito listado de cosas que pasan con rapidez, el automóvil gira, mi contrincante estalla, las lagrimas fluyen y lo que todos dicen no paso, no vi pasar la historia de mi vida por mi mente, solo experimente dolor, sufrimiento, miedo incontenible, de mi garganta ya no salen gritos han sido abatidos por borbotones de sangre, la respiración se dificulta, observo con horror el cuerpo de mi copiloto totalmente desfigurado e inerte, frente a mí los despojos de lo que quizá haya sido una mujer; los ojos curiosos se van multiplicando y a lo lejos escucho sonidos característicos de los accidentes, se me dificulta respirar, se me dificulta vivir, se me dificulta liberarme, me siento cansado, con sueño, sin ganas, cierro los ojos y solo escucho a mi lado - par de puto – mientras me sumerjo en un sueño infernal.

2 minutos antes

-¿me la chupas?
-cálmate no estés de puerco, vienes manejando.
-ándale.
-bueno, pero nada más tantito eh.
-pero quítate el cinturón de seguridad para que me la puedas chupar mejor.
-nada mas no te distraigas.
-no claro que no.

sábado, 9 de abril de 2011

LA DEL SEXO PREHENSIL




Yo siempre he tenido una obsesión por la prostitución.
Más allá de las causas que orillan a las mujeres a desempeñar este noble oficio creo que hay algo ritual tras el acto.

Prepararse para recibir el falo de alguno que quién sabe en qué tantos huecos lo ha metido, porque si ellos dicen que hay vaginas infectas pues también hay falos putrefactos, sí, prepararse para chupar o masajear una pinga no es muy fácil y luego soportar que quienes traen colgando el miembro salgan con su enamoramiento y su papel de héroes ofreciendo salvación a estas descarriadas, eso sí es el colmo; querer luchar contra lo más profundo y sincero que tiene la mujer. Ser puta.

Las putas, mientras no vomiten vida, son para mí dignas de respeto y me pongo por predisposición  natural de su lado.

¡Ay las esposas!, las mártires, las madres, ¡cabronas! Si babean por acostarse con el que la tenga más grande y al que se le pare mejor ¿qué no ven que para lo único que sirven los engendros es para chingarle más a una la vida? Y peor aún ¿por qué se la chingan ustedes a ellos? .
En cuanto a las que se preocupan por el tamaño del galardón, no pierdan el tiempo hombre, por detrás o por delante, chica o grande, la gracia de la vara no debe robarles distracción,  lo que importa es la elocuencia con la que la embistan a una.

Lectoras de estas líneas testimoniales y confesas: No teman lastimar los sentimientos de algún cabrón, chúpensela y que se las meta. Lo demás son cuentos. 

miércoles, 6 de abril de 2011

Deseos de sangre

Deseos de sangre
(Solo un momento)

Solo quiero ver una vez más tu dulzura
Tu encanto tras las sombras
Tus manos tras las sobras de lo que fue la noche
Limpiando con tu lengua lo que pudo caer en mi piel

Lo que no pudo permanecer en el calor de tu vientre
Y es expulsado, miles de almas, miles de vidas se van al caño
Solo muerte y engaño fuimos mientras nos revolcamos
Mientras estupidamente mentías sin saberlo

El mapa de tus lunares señala calidos y detestables lugares de naufragios
Ocultos por ropajes que caen dispuestos a mostrar tus fatídicos encantos
Llenos de penetrante olor tan dulce que asquea, que provoca muerte
Una vez más lléname de tu sangre, una vez más prepara tu cuerpo para mi puñal

Ven, Lléname de tus farsantes quejidos, de tus actuadas convulsiones
De tus traidoras lagrimas, miénteme otra vez mientras te miro venir
Mientras me siento dentro, mientras mi cuerpo tiembla al final
Solo ven y déjame lamer tu sangre hasta mojarte

Hasta que mi lengua se desprenda y caiga al suelo
Déjame morder tus dedos, tragarme tus pasos
Mojar tus muslos con lágrimas que dan dolor y vida
Solo déjame destrozarte mientras me trago tu carne

Mil fragmentos de ti esparciré por mi desnudo cuerpo
Hasta que te pudras me vestiré de ti
Hasta que el olor del sexo se convierta en pestilencia
Entonces vomitare en ti, asqueadamente excitado
Malditamente maldita.

Y dejare que dances en tu podrida existencia
Me reiré de ti, de tus fracasos, de ver que no eres nada
De saber que por ti sufrí,  de saber que perdiste mi ciega obediencia
Se ha ido tu poder, y yo sin ti, soy impunemente heroico
Forjando sueños que no podrán ser
Deseos en los que te haré caer una y otra vez
Para poder saciarme de ti, solo por un momento
La eternidad ya no importa, ya no esta en mis ojos

Ya junto a ti solo espero tu temblor
Nada más impulsa mi dulce caricia que un fuerte deseo de sangre
Solo por un momento, tras el dolor, te haré cerrar los ojos
Para mirar mi viciosa obscuridad, lo que ahora veo yo

Solo un lamento, solo un quejido
Solo un jadeo se perderá en tu garganta mientras te asfixio
Mientras entro rozando tu lengua y preguntando, solo afirmas con la cabeza
Tu excitante perdición que me llama, que me yergue  poco a poco tan alto, tan duro

Tu tibia boca solo me prepara
Levanta mi estandarte con el que reclamare tus tierras
Hundiéndolo profundo, hundiéndolo tan adentro, hasta oírte gemir,
detestablemente una y otra vez
Hasta que comprendas que nadie más busca tanto tu perversión por amor

Nadie buscara más allá de tu cuerpo
Nadie observara profundo en tu interior, ni descifrara tus problemas
Nadie querrá saborearte completa
Pues a nadie le interesa tu desequilibrio puro, más que a mi.

Tu sangre llama a mi obscuridad
Mi obscuridad espera la noche para teñirla con tu sangre

-El YunKe-

martes, 5 de abril de 2011

Regreso a casa.

lee y vomita

Regreso a casa

Permanecí tantos años de mi vida en Siberia después de mi exilió, el rey me mantuvo muchos años en ese viejo castillo en resguardo y vigilado por centenares de soldados de la guardia real, perdí noción de tiempo poco a poco, mantuve una cuenta acertada de los días y meses durante cinco años, a los días siguientes perdí el interés de todo futuro, descubrí que mi alma poco a poco salía de mi cuerpo, sólo escribía párrafos llenos de metáforas complejas que causaban la calma, paredes  de piedra caliza , la humedad se impregnaba y desgastaba mis huesos.  Después de haber terminado de pagar de lo que se me acusó me aferré más a la muerte, al  no tener a nadie en este mundo,  haber pagado los platos rotos de mis acciones de adolecente bohemio   acomplejaron mi forma de ver las cosas de mi alrededor. En mis tiempos libres después de la jornada de trabajo  en el campo lo ocupaba para escribir esas pequeñas partículas metafóricas de alucinaciones que me visitaban por las noches. Cuando me liberé después de tantas complejidades decidí regresar a mi ciudad de origen y sólo pienso en recorrer aquellos lugares de mi infancia.
  
Hernández Rodríguez Luis Andrés  (psybhien)

sábado, 2 de abril de 2011

El olvido para ti

Hoy recuerdo mis viejos botes de pintura,
Hoy recuerdo mi porro de ayer,
Hoy recuerdo a mi perro fiel y a mi mujer infiel,
Hoy recordé una vez mas que tenia bigote, que era calvo y estrábico ;
Recordé esos gemidos perturbadores y excitantes
esa melena encantadora; fiel a los 60 como siempre, ese lunar en el pecho derecho,
hoy el recuerdo es una historia fría como tus besos y tardía como el regreso.

Hugo enrique c

lee y vomita