Tinta y Mierda

Tinta y Mierda

martes, 29 de marzo de 2011

Tu vida por la mia

lee y vomita

De lunes a sábado la situación era la misma, levantarse temprano, esperar en la esquina junto a 10 hombres más, subir a la apretada camioneta, comer un poco de pan duro remojado en ese nauseabundo café negro, tomar la pala, el pico o la cuchara, y trabajar y trabajar pesadamente durante 12 horas de su maltrecha vida, 12 horas que jamás regresarían, 12 horas pasadas, esto era una carrera interminable pero su joven esposa y sus dos pequeños hijos tenían que comer algo, necesitaban comer algo, todo esto llevaba 2 años, la misma chinga de siempre, la misma trepidante rutina automatizada para solo un pobre, frágil y pequeño hombre, un hombre como cualquier otro, aun así nunca falto en su casa el dinero, nunca falto el amor, ese deprimente amor que muchas veces nos hace lagrimar, pero un día cambio esa estúpida rutina, un día decidió que toda deprimente situación tendría que cambiar por lo menos una vez en toda su triste vida, solo una vez, tomo la determinación de tomar un camino diferente, de tomar otra ruta, cuando menos lo pensó estaba gastando todo el dinero que había ganado en 6 días de su jodida vida en los brazos de una princesa de 100 kilos, la besaba con lujuria y la tocaba con desdén, no se dio cuenta del tiempo que paso, solo se veía solo y mareado en la obscura calle, veía como una mole de puños se acercaba a él con furia, una mole que solo duro unos cuantos segundos sobre su maltrecha figura, una mole que destruyo su vida, su automatizada vida, en el confín de la muerte no sabía que había pasado, porque había decidido esto, no lo sabía y nunca lo sabría, murió deprimentemente como todo en su vida, ya no tendrá una vida jodida, ya que decidió cambiar una sola vida jodida, para destruir 3 vidas supuestamente felices, 3 vidas que el pudo cambiar pero que al final decidió que fueran una serie de vidas jodidas.

jueves, 24 de marzo de 2011

Sentencia de muerte.

lee y vomita

Si no es maldad entonces que tengo que hacer?
si no es bondad entonces que tengo que hacer?
es ser, un ser inerte, sin sentimientos, sólo vivir por vivir asi...

firme mi sentencia de muerte,
esta sociedad ya no convence,
y este sueño que me vence!
ojos cansados!
ojos cansados!
despierta!
nunca había dormido tanto en el día.

Ross C.M

martes, 22 de marzo de 2011

El loco, la mentira, la puta

Donde quedo el amor, donde quedaron tus caricias, donde quedo tu dignidad; Me dejaste atado a esta cama, atrapado en 4 paredes soportando gritos insultos que aun aturden en mi cabeza, las voces no callan, los insultos no paran; mi caballo negro ya no galopa y mi perro no ladra, el viento sopla fuerte afuera de mi casa, ya no estoy yo.

Donde quedo el amor, donde quedaron tus caricias, donde quedo tu dignidad; Te bebiste mi copa, te fumaste mi droga, te acostaste con el vecino, sacaste la pistola y mataste a mi caballo, el ya no galopa; ahora estoy atado con ganas de vomitar entre 4 paredes.

Donde quedo el amor, donde quedaron tus caricias, donde quedo tu dignidad; Me gritaste loco, me gritaste drogadicto, me gritaste borracho, tomaste la pistola una vez mas, me disparaste dos veces, mis piernas cayeron como un fiel árbol de bosque talado,
Una vez mas mi perro ladra y yo atado estoy, llegaron los tipos del loquero grandes mustios y calvos, ella grito es un ¡puto loco agarrarlo al hijo de puta me quiso matar¡
La palabra puta queda corta en comparación de la fina mentira.
Tirado, atado, sin piernas, sin alcohol, en un loquero con tres tipos que se ríen que ironía, aun las manos las siento moverse quieren trazar un poema de amor para ti mi bella mentira.


lee y vomita

Hugo De La Rosa Carreto

jueves, 17 de marzo de 2011

las ilusiones de la mente de..........

lee y vomita

Desperto como de un sueño,
cuerpo sudado, agitado, con una duda terrible,
no sabia quien era,
la vista nublada, estsaba hipersensible,
no sabia que había pasado,
esas preguntas no sabía ni quien las contestaria,
derepente todo estaba quieto,
ese grillo canijo! no dejaba escuchar el silencio de la noche,
de un zapatazo acabo con su vida,
solo recordaba que lo odiaba,
salio de su cama nada estaba igual,
aquel refrigerador se le aventaba,
todo daba vueltas, las lamparas flotaban,
la estufa abria el horno como queriendolo deborar,
esto si daba miedo!
intentaba huir de esa casa que parecia quererselo tragar,
salio a la calle todos le insultaban, se burlaban de él,
empezo a gritar y azotarse,
nadie lo podia librar de la prision de su mente contaminada.


Ross CM.

martes, 15 de marzo de 2011

La carta

lee y vomita

El puño apretaba con una insistencia sobrenatural aquella perfumada carta, las letras que de ella salían eran como puñaladas a tu corazón, puñaladas a tu podrido y estúpido corazón, el vaso de alcohol poco a poco se fue quedando vacio, el cigarrillo se extinguía en el cenicero repleto de colillas deformes, mientras apretabas el papel que describía tu desgracia, que profetizaba tu desgracia lloriqueabas como un niña lejos de su madre, las lagrimas que pesadamente salían de tus parpados y que a ti te hacían bramar de odio y rencor, no entendías lo que decían esas palabras en realidad no querías entender, todo se fue haciendo más confuso y espeluznante, la realidad se alteraba vagamente frente a tus ojos, mientras en el fondo tu pobre y triste corazón lloraba calladamente, lloraba insistentemente, querías de alguna u otra manera nunca haberte enterado de nada, nunca haber leído nada, nunca antes haber visto nada, seguir ciego ante los ojos de ese maldito corazón apendejado, es en ese momento en que la ventana se azota con furia en el costado de la pared revestida de un hermoso color coral, te levantas pesadamente y decides cerrarla, las lagrimas se confunde con las gotas de agua que caen sobre tu cara, y ves como el aire mueve lentamente las copas de los arboles, das una rápida mirada y sonríes, te ríes, te carcajeas, todo esto mientras tu puño nuevamente se estrella sobre la cara de esa maldita que te engaño toda tu vida, esa maldita que se llevo tu corazón.

sábado, 12 de marzo de 2011

Semilla

Me gusta sembrar en tu cuerpo, tierno y delicado, flores como un campo, atravesar el muro de la muerte y verte una ves mas, mirar esas flores, cortar esas flores y volver a sembrar una y otra vez mas; me acerco, cojo ese fruto, es hermoso como tus manos, temblorosas, pálidas y bellas .
El muro sigue ahí; detrás de el, tu campo bello e... inmenso, tus ojos graban ese atardecer a pie de tu cuerpo y en el, las flores crecen, corto nuevamente el fruto; el atardecer ahora es presa de el anochecer y el campo sigue ahí, bello con esas flores, un girasol, una gardenia, una rosa, un tulipán, un diente de león, el sigue sembrando, ese cuerpo tremendo. sea anochecer, amanecer o atardecer el ahí esta frente a tu hermoso rostro pálido.
El muro no cae, las flores no se marchitan, el corazón grita, la sonrisa aparece, el amanecer llego con una furia de primavera y tu girasol creció.
El brilla, tu brillas, es perfecto como tu rostro, refleja la semilla que sembré
Algún día.



Hugo Carreto

lee y vomita

jueves, 10 de marzo de 2011

Las tres hojas del muerto.

lee y vomita


te escribiré en 3 hojas de muerte,
de la mano del niño que no puedes ver ni en sueños,
te escribiré en el horizonte viejo cuando te vas y nuevo cuando regresas,
te llamaré a las 5 de la madrugada,
para que entiendas la poesia que te leeré con mis divagaciones del retrato literario que acabas de dejar en mi; para que siga estando atormentada por ti,
no tendré miedo de que no regreses,
por que sé que regresarás y vendras,
por que no hay otra vida antes
ni despues de mi,
te conseguiré una vela prendida,
para que mis rezos se transformen
en milagros.


Ross C.M.

martes, 8 de marzo de 2011

Frio amanecer

lee y vomita

Siento el frio sabor de tus labios,
Tus manos inertes aun tocan mi rostro,
Tus ojos desorbitantes siguen los míos,
Como el acecho de un ciego monstro

Verte tan quieta, tan sola e inmóvil,
Ver como tu sonrisa desvanece
Y sentirme tan solo, lúgubre y vil
Como la luna cuando aquí amanece

Lloro y aun no comprendo porque lo hago,
Mis lágrimas corren por mis costados,
Quisiera volar como lo hace un mago

Desaparecer y no sentir esto,
Verte tendida en ese frio ataúd
Y no sentir lo que yo dentro siento.

sábado, 5 de marzo de 2011

obla di obla da

Suelo ahogarme en estas palabras perfectas y estrechas, en tus pechos bellos, tensos y gloriosos, recitar ese beso mutuo de de armonía, tomar un poco de vino añejo, que le da un toque mágico y templado a tus labios; encender mi cigarro en mano, tocarte de manera brutal y hacerte llegar al clímax de la verdad, con mi lengua mortal, que atravesara tu lumbral de excitación , perturbar esa niñez de forma sádica y loca , gritar obla di obla da, al compás de la masturbación sin parar ; mi casa quedo vacía y tus ecos enfermos, hermosos y bellos a un están en mis oídos, el aura de tu cuerpo quedo intacta en mi ser, si repítelo una ves mas mi bella lucy di obla di obla da .
Nos mataremos sin frenar en un mar de amor y como náufragos viviremos fornicaremos, comeremos; tendrás que beber un poco de mi vino añejo, y te moverás como mi marioneta al son de mi música bella.


HUGO E, CARRETO
lee y vomita

jueves, 3 de marzo de 2011

Aquí el amor no es.


lee y vomita

me faltan tus manos que no agarro ni toco por miedo de sentir que serà el amor,
junto conmigo va la decepciòn.
pero todo pasa por el dolor de cabeza que tengo;
tras ir en bùsqueda de la solucion alicinógena, para la soluciòn a mi realidad frustrante, 
llena de imàgenes de amor que no se llegaròn a realizar,
pierdo otra vez la cuenta de cuantas veces e llegado a rozar tus labios, 
pero recuerdo que aun no los he besado, 
lllevo en mi memoria tu mirar que fue algo espontaneo,
ahora no se si escribo para ti para mi o para ambos.
no quiero ver crecer las flores de aquel cerro,
quiero ver tu rostro junto al mìo, 
quiero ver la oscuridad contigo. 
y de nuevo siento ese dolor de cabeza que me despierta de la no realidad.
y me pregunto esta vez¿si tal vez existirè?
necesito un viaje un viaje que me haga salir por unos minutos de estas cosas nada gratas,
que me hacen llorar o querer no saber,
a que ser quiero.
que la puta belleza se vaya al igual que el mundo fìsico, 
que no tiene nada que hacer aquì en este mundo de la verdad,
en donde no existe ni el cuerpo,
solo el pensamiento. 

Ross. CM